Yoga Aéreo Restaurativo

Yoga Aéreo Restaurativo Cádiz

Aeroyoga Restaurativo

Yoga Aéreo RESTAURATIVO es una variante de Yoga Aéreo en la que el columpio tiene un papel mayormente terapéutico y facilitador de la práctica.
Una modalidad de Yoga con influencias Yin y Hatha, de carácter más restaurativo en la que lograremos un amplio estiramiento sosteniendo las posturas por más tiempo de manera relajada, mayor entendimiento de la correcta alineación de las posturas, a la vez que calmamos cuerpo y mente. En la práctica de Yoga Aéreo consciente, además del uso de la hamaca, contaremos con otros accesorios o soportes que nos ayuden a realizar y permanecer por un tiempo más prolongado en las asanas.

Un yoga apto para todos los públicos, especialmente personas con dolencias físicas o que buscan mejorar la movilidad, flexibilidad o simplemente disfrutar de una modalidad más lenta y consciente.

Yoga Aéreo Restaurativo beneficios

  • Como otras prácticas de yoga, nos ayuda a estar mejor a nivel físico, mental y emocional. La práctica de Yoga Restaurativo, más pasiva, se complementa muy bien con la práctica de Hatha o Yoga Aéreo, más activas.
  • Mejora la conciencia corporal.
  • Más capacidad pulmonar gracias a los ejercicios de respiración.
  • Tonifica y descomprime la columna vertebral conectando de manera óptima los nervios con el cerebro, para que los impulsos nerviosos fluyan libremente.
  • Mejora la salud de todo el organismo pues refuerza el sistema digestivo y linfático, favoreciendo la eliminación de toxinas.

Algunos beneficios más concretos a esta práctica:

  • Se trata de una práctica apta para casi cualquier condición física y edad.
  • Mayor flexibilidad y elasticidad en músculos, articulaciones, fascia y musculatura profunda.
  • Aporta conexión con uno mismo, estar más presentes en el aquí y ahora.
  • Desbloquea, calma y equilibra emocionalmente.
  • Ayuda a estar en un estado de relajación profunda que favorece entrar en la meditación.

Clases de aeroyoga Restaurativo

Debido a su influencia Yin, comparte la característica principal de esta modalidad, y es que gran parte de sus asanas se realizan a favor de la gravedad, aprovechando el propio peso y la fuerza de la gravedad para soltar nuestra musculatura de manera pasiva, sin que la musculatura deba hacer un gran esfuerzo.

Algunos ejemplos de posturas que podemos encontrar a menudo en una clase de yoga consciente son:

  • Anahatasana o Postura del Corazón Fundido
  • Viparita Karani versión baja o Invertida Cielo
  • Tierra Viparita Karani Aire o Invertida en Columpio Alto
  • Kapotasana o Postura de la Paloma
  • Balasana o Postura del Niño
  • Ananda Balasana o El Niño Feliz
  • Setu Bandha Sarvangasana o Postura del Puente o medio puente
Scroll al inicio
Ir arriba